¿POR QUÉ NO LIMITARSE A LA ENTREVISTA EN LOS PROCESOS DE SELECCIÓN?

¿POR QUÉ NO LIMITARSE A LA ENTREVISTA EN LOS PROCESOS DE SELECCIÓN?

Normalmente, cuando abrimos un proceso de selección de personal para un determinado puesto de trabajo que necesitamos cubrir, nos lanzamos a la búsqueda del mayor número posible de candidatos. Tras una primera criba y el posterior reclutamiento de aquellos perfiles potenciales, podemos detectar personas cuyo currículo se ajusta perfectamente a las características indicadas en la descripción del puesto. Entonces, no dudamos en contactarles para conocerles y realizarles una entrevista.

Charlamos acerca de sus estudios, experiencia laboral, méritos y expectativas. Incluso tenemos la sensación de que es una persona sociable y pacífica, y nos encanta. Entonces, decidimos incorporarlas a nuestra empresa o presentarlas a nuestro cliente con nuestras mejores referencias. ¡Es el candidato idóneo!

Sin embargo, a medida que avanza su estancia en la empresa, observamos que su rendimiento no es el que esperábamos, que entra fácilmente en conflicto con el resto de los trabajadores o que actúa anteponiendo sus intereses a los de la empresa. ¿Qué (le) ha pasado? Que, quizá, no hemos tenido en cuenta otros aspectos del candidato que no pueden reflejarse en el currículo ni demostrase fácilmente en la entrevista de selección. Por tanto, no debemos limitarnos a buscar al mejor candidato a nivel técnico (hard skills), pues, además, hemos de verificar si dispone de las competencias requeridas por el puesto de trabajo y por la propia cultura organizativa (soft skills). También, si es una persona que respalda los valores de la empresa.

La realización de pruebas, test y cuestionarios fiables y válidos (como los psicotécnicos, situacionales, profesionales, de personalidad, de comportamientos, motivaciones y de valores) nos ayuda en nuestros procesos selectivos a mirar más allá del currículo profesional con los siguientes objetivos:

– Para concederle mayor precisión a esta actividad de selección. Pretendemos el mayor ajuste posible de la persona al puesto de trabajo y a la cultura organizativa.

– Para asegurarnos de que, efectivamente, los trabajadores no sólo cuentan con la formación y los conocimientos necesarios, sino que además poseen la pericia y las competencias imprescindibles para llevar a cabo eficazmente sus funciones.

– Para generar compromiso y fidelizar talento. Si en nuestra plantilla contamos con personas cuyos valores están alineados con los de la compañía, estarán más comprometidas con la misión y visión de la misma. Esto se traduce en mejores resultados y en actuaciones presididas por la buena fe.

– Para determinar si nuestra empresa puede proporcionarles oportunidades de desarrollo profesional y una carrera consolidada acordes a sus aspiraciones profesionales. Esto influye en la motivación y la satisfacción de la persona en el caso de que exista la posibilidad de que la empresa cumpla con sus expectativas.

– Para descubrir nuevos talentos y enriquecer la plantilla.

– Para adaptar estilos de liderazgo y el trato personal según sean sus rasgos de personalidad. También, para conocer sus fortalezas y áreas de mejora, de cara a asignarles concretas responsabilidades.

En Brandty, apostamos por la realización de estas pruebas con el fin de aportar valor y ofrecerles el mejor talento a nuestros clientes. Entre las pruebas a las que recurrimos y en las que nos basamos para tomar una buena decisión de selección de personal se encuentran los test DISC y de Motivadores que, como empresa y consultores certificados en ambos, nos permiten evaluar cómo se relaciona una persona con su entorno, así como indagar en sus principales motivaciones profesionales y, el Test de Valores del modelo Triaxial de Simon Dolan, dado que nos posicionamos como la primera consultora en España que ofrece servicios en Selección por Valores certificados en CoachingxValores por la prestigiosa escuela de Simon L. Dolan.

En conclusión, la inclusión de pruebas, como las mencionadas, en el proceso de selección nos aporta gran cantidad de información que permite prever, en líneas generales, el funcionamiento y adaptación de la persona en su puesto en el medio y largo plazo. Además, permite formarnos una primera impresión más completa del futuro trabajador que se incorporará en la organización.

www.brandty.es

Sandra Prieto Gómez

Consultora de Talento en Brandty

Related Blogs

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. aquí.