¿Buscas empleo? Descubre nuestras ofertas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

PROCESOS DE SELECCIÓN: TIPOS, FASES Y CÓMO GESTIONARLO

proceso de seleccion de personal tipos

La selección de personal es un proceso fundamental en la gestión de recursos humanos de cualquier organización. El proceso de reclutamiento es necesario para identificar el talento y atraer a los candidatos más adecuados para ocupar los puestos vacantes dentro de la empresa.  

Adquirir conocimientos sobre los diversos tipos de procesos de selección de personal, comprender las diferentes etapas que los componen y aprender a gestionarlos eficientemente resulta altamente beneficioso tanto para aquellos que actualmente forman parte de una empresa como para los que aspiran a hacerlo en el futuro. Y, sobre todo, para el personal de recursos humanos y los CEO de cualquier compañía.  

Por ello, en Brandty, como especialistas en el ámbito de la selección de personal, queremos explicar los tipos de procesos de selección y cómo funcionan.  

Fases del proceso de selección 

El proceso de selección de personal consta de varias etapas que se deben seguir de manera ordenada y estructurada.  

Estas fases permiten evaluar a los candidatos, asegurando que se elijan a aquellos que mejor se ajusten a los requisitos de la empresa.  

  • Análisis de las necesidades. Es el paso previo al proceso de selección, donde se define qué perfiles se buscan y las competencias requeridas para el puesto. Se identifican las habilidades y conocimientos técnicos necesarios, así como los valores y la cultura organizacional que se buscan en los candidatos. 
  • Reclutamiento. En una primera etapa se llevan a cabo diferentes acciones para atraer a potenciales candidatos. Se publica la oferta de empleo en portales especializados, redes sociales y contactos profesionales. Se debe perseguir el objetivo de reunir un grupo de candidatos teniendo en cuenta valores de diversidad e inclusividad.
  • Preselección. Cuando se alcanza un número de solicitudes establecido, se comienzan a realizar las pruebas de selección que servirán para evaluar las habilidades y competencias de los candidatos. 
  • Entrevistas. Las entrevistas personales son una herramienta fundamental en el proceso de selección, donde se busca conocer más en profundidad a cada candidato. Es necesario estructurar y planificar las entrevistas de forma que se garantice que todos los candidatos tengan las mismas oportunidades. 
  • Verificación de referencias. Antes de tomar la decisión final de aptitud de un candidato, es necesario verificar sus referencias. Esto suele implicar contactar a antiguos empleadores o compañeros de trabajo que puedan verificar las aptitudes del candidato. 
  • Toma de decisiones. En esta fase, se evalúan todos los datos recopilados durante el proceso de selección para tomar una decisión informada. Antes de seleccionar al mejor candidato para el puesto se comparan las habilidades, experiencia, valores y fit cultural de los candidatos. 
  • Integración del nuevo empleado. Una vez seleccionado el candidato, es importante disponer de un plan de integración que facilite su adaptación a la empresa. Esto puede hacerse mediante la asignación de un mentor o tutor que formen al nuevo empleado, la realización de capacitaciones específicas y la asignación de responsabilidades progresivas. Es fundamental que el empleado se sienta parte del equipo en el menor tiempo posible. 

 

Este tipo de procedimiento requiere de tiempo y conocimientos suficientes para poder evaluar a los diferentes candidatos. Por ello, en la mayoría de ocasiones, son las empresas de recursos humanos quienes se encargan de cada etapa. Además, de esta forma, se consiguen procesos de selección objetivos y optimizados.  

 

procesos de selección tipos

 

Tipos de procesos de selección 

Por lo general, se reconoce la existencia de tres tipos principales de procesos de selección, aunque las empresas pueden optar por utilizar otros enfoques adicionales.  

 

  • Selección interna. La selección interna se fundamenta en la promoción interna o traslado de empleados internos para ocupar nuevas posiciones dentro de la empresa. La selección interna suele ser beneficiosa, ya que permite a las organizaciones aprovechar el conocimiento y la experiencia de los empleados ya contratados en un proceso anterior e incorporados a la cultura organizacional, fomentando la motivación y el desarrollo de la carrera profesional dentro de la empresa.

 

  • Selección externa. En contraste con la selección interna, la selección externa se centra en el reclutamiento de candidatos externos. Este proceso se suele llevar a cabo cuando no se encuentran los perfiles adecuados dentro de la empresa o cuando se busca incorporar nuevos talentos. La selección externa precisa de un proceso integral de selección de personal. 

 

  • Selección mixta. En este tipo de procesos se considera tanto a candidatos internos como a candidatos externos para ocupar un nuevo puesto. La selección mixta puede ser una opción intermedia con el fin de equilibrar la promoción interna y la incorporación de talento externo, maximizando así las oportunidades de encontrar al candidato más adecuado. 

 

¿Cómo gestionar los procesos de selección de personal? 

La gestión adecuada de los procesos de selección de personal es fundamental para garantizar resultados eficientes y efectivos. Estas son algunas recomendaciones para controlar los procesos de forma exitosa. 

 

fases proceso de selección

 

  • Planificación. Antes de iniciar un proceso de selección, es necesario realizar una planificación detallada para evitar retrasos y asegurar que se dispone de los recursos requeridos en cada etapa del proceso. 

 

  • Uso de herramientas tecnológicas. Las TIC pueden ser de gran ayuda para gestionar los procesos de selección de personal de manera eficiente. Por ejemplo, existen plataformas que facilitan la publicación de ofertas de empleo, el filtrado de currículos por algoritmos, las entrevistas online y la gestión de la información de los candidatos. Todas estas herramientas facilitan el proceso, reducen los costes y mejoran la calidad de la selección. 

 

  • Establecer criterios de evaluación claros. De esta forma, los evaluadores tendrán un marco objetivo para comparar y valorar a los candidatos. Los criterios deben ser relevantes, medibles y aplicables a todos los candidatos de manera equitativa.

 

  • Comunicación transparente. Durante todo el proceso de selección, es fundamental mantener una comunicación clara y transparente tanto con los candidatos como con el equipo interno involucrado. Se debe ofrecer a los candidatos información sobre el estado de su candidatura, los plazos y los pasos posteriores. 

 

  • Evaluación post-selección. Una vez seleccionado el candidato adecuado, es importante realizar una evaluación para aprender de la experiencia. La retroalimentación constante y la mejora continua son fundamentales para optimizar los procesos de selección. 

 

Sin duda, elegir el tipo de proceso de selección y conseguir los mejores perfiles con talento es un trabajo que requiere de mucho tiempo y dedicación. Sin embargo, de una elección acertada depende, en gran medida, el éxito del equipo de trabajo.  

 

Por ello, en empresas de selección de personal y reclutamiento como Brandty, nos encargamos de ayudar a las organizaciones a identificar los mejores perfiles y candidatos. ¡Crea equipos eficientes y productivos!  

Entradas recientes
Categorías
Ir al contenido