¿Buscas empleo? Descubre nuestras ofertas

Las claves para formar equipos de alto rendimiento que debes aplicar ahora mismo en tu empresa

Cómo formar equipos de alto rendimiento

Reinventarse o morir. 

Esta es la premisa del mundo empresarial e industrial de los últimos años, antes incluso del origen de la Pandemia del Covid-19. De hecho, ahora más que nunca, dicha afirmación se ha convertido en uno de los principales objetivos para poder hacer frente a las diferentes circunstancias. 

De ahí surge la acelerada transformación digital, las nuevas necesidades del consumidor, la rápida adaptación de los diferentes bienes y servicios a las nuevas formas de consumo…

Sin embargo, toda esta transformación y evolución inmediata no sería posible sin los equipos de alto rendimiento en los diferentes sectores empresariales. Por tanto, hoy en día, los grupos de trabajo productivos y con alta capacidad de adaptación son muy necesarios. 

Entonces, la gran pregunta es: ¿qué son y cómo conseguir equipos de alto rendimiento

¿Qué es un equipo de trabajo de alto rendimiento?

Realmente, el propio concepto ya lo indica: se trata de personas que trabajan en cooperación para conseguir el mayor rendimiento y la máxima productividad en el menor tiempo posible. O, lo que es lo mismo, que garanticen la consecución de resultados óptimos de forma eficiente y rápida para la compañía.

Y no solo eso, un equipo de alto rendimiento va más allá.

Se trata de un grupo de personas con unos objetivos comunes, pero que también comparten valores, visión, misión… Y, lo más importante, confían unas en otras, se apoyan en todo momento y, normalmente, se autogestionan. 

Características de los equipos de alto

Características principales de los equipos de alto rendimiento

En la mayoría de los equipos de alto rendimiento se pueden observar unas características en común que les diferencia de otros tipos de grupos de trabajo. Entre ellas, se pueden destacar: 

  • Capacidad de cumplir objetivos empresariales con el máximo grado de excelencia posible. Es primordial seleccionar a perfiles con capacidades y habilidades que ofrezcan resultados óptimos.
  • Trabajar de forma coordinada y colectiva. Otro aspecto imprescindible es trabajar realmente en equipo con el objetivo de cumplir metas compartidas. 
  • Compromiso y responsabilidad con las tareas laborales. La delegación,  especialización y la organización ayudan a que los trabajadores se comprometan con las tareas a realizar. 
  • Capacidad de liderazgo. Cada persona debe ser autosuficiente y debe contar con la libertad de liderar su puesto de trabajo, a la vez que trabaja en equipo.
  • Rápida adaptación a los cambios. Tanto de forma individual como grupal, los equipos deben adaptarse a cambios y mejoras. 
  • Respeto y apoyo constante. Entre los diferentes perfiles que forman un equipo de alto rendimiento, debe existir una buena relación basada en la comunicación, el respeto y el compañerismo.
  • Aprendizaje y mejora constante. Una empresa con equipos de alto rendimiento se encuentra en constante mejora e innovación, por lo que sus trabajadores también. 

Formas de crear tu propio equipo de alto rendimiento

Posibles trabajadores hay muchos, pero que puedan responder de forma competitiva no tantos. Por eso cada vez es más complicado gestionar y crear equipos que realmente respondan a las necesidades de una compañía. 

En este momento entra en juego la importancia de escoger correctamente al personal de una empresa. Para ello, es indispensable el trabajo de las empresas de selección de personal y un proceso de selección especializado. Trabajan para seleccionar personas con talento y aumentar la probabilidad de éxito en cada incorporación. 

También es cierto que no todo depende de un buen proceso de selección, hay acciones que también dependen de la compañía. Por ejemplo, la fidelización de talento o la definición de objetivos de forma ordenada y clara. 

De nuevo, los expertos en selección de talento como Brandty, empresa experta en selección en Alicante, son clave para formar equipos de alto rendimiento. 

¿Qué puede hacer una empresa para conseguir equipos con talento?

Hay muchas acciones que se pueden trabajar para conseguir buenos resultados, aunque a continuación detallamos algunas de las más destacadas.

Equipos de alto rendimiento
  • Compartir valores y propósito empresarial. Todos los integrantes del equipo de trabajo deben conocer el propósito y los objetivos a conseguir, además de estar comprometidos en lograrlos.   
  • Invertir en el crecimiento y desarrollo del equipo, tanto a nivel individual como grupal. La empresa debe formar a sus trabajadores de forma constante, para mejorar su rendimiento y ayudarles a crecer potencialmente.
  • Establecer los roles y las funciones de cada uno. Esta práctica parece muy básica, pero es muy importante. Evita posibles enfrentamientos o malentendidos. 
  • Fomentar la comunicación y la resolución de conflictos. En todos los equipos de trabajo debe existir la libertad de comunicación, siempre con respeto, y la suficiente confianza para resolver posibles problemas. 
  • Medir resultados y proponer mejoras. Siempre se puede mejorar y para ello es necesario medir resultados. Identificar las áreas de mejora es esencial para conseguir reforzarlas y ofrecer un mejor servicio.

Trabajar juntos, es tener éxito

Como decía el empresario estadounidense Ray Kroc: “Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos”. 

Por tanto, es trabajo de las empresas y las compañías invertir tiempo y esfuerzo en contratar personas comprometidas y con ganas de dar lo mejor de sí. Un objetivo que pueden conseguir de la mano de los expertos en recursos humanos. 

Es el momento de apostar por el potencial individual y, sobre todo, por el progreso grupal gracias a los equipos de alto rendimiento.   

Entradas recientes
Categorías
Nuestro equipo está aquí para resolver todas las dudas que tengas sobre nuestros servicios.