El efecto Ghosting en selección: ¿Dónde está mi candidato?

El efecto Ghosting en selección: ¿Dónde está mi candidato?

Los consultores de selección a veces somos como agencias matrimoniales. Te pones en la piel de tu cliente, entiendes sus necesidades y a la vez mantienes (o debes) una buena relación con los candidatos que participan o han participado en tus procesos de selección.

Tras un proceso de búsqueda, por fin surge la chispa y uno de ellos encaja perfectamente en lo que buscabas. Te sientes orgulloso del encaje y hasta puedes escuchar los pajarillos revolotear alrededor de la pareja empresario-candidato, con violines de fondo.

Ese candidato con el que te has reunido una o varias veces, con el que has intercambiado emails y ha tenido la paciencia para rellenar todas las pruebas que le has enviado, definitivamente va a experimentar una mejora laboral o incluso va a encontrar la oportunidad que llevaba tiempo buscando. Tu cliente por fin tendrá la pieza que le faltaba del puzle y el sol brilla por la ventana.

De repente, el candidato no responde a tu email, debe andar muy liado. No coge el teléfono ni devuelve las llamadas… Puede haberle ocurrido algo, pues está muy interesado en el puesto, las condiciones le encajan, la empresa le atrae, todo encaja! Pero el tiempo pasa y no vuelves a saber nada… Finalmente ha desaparecido como un fantasma!!

El término efecto Ghosting es relativamente nuevo y nació en el ámbito de las relaciones de pareja. Consiste en abandonar a la pareja rompiendo repentinamente todo contacto sin dar ningún tipo de explicación, lo cual inevitablemente genera perplejidad y sentimientos negativos en la otra parte.

También se está trasladando a otros ámbitos como el del trabajo (desaparecer del puesto de trabajo sin dejar rastro) y en los procesos de selección no podría ser menos.

Según una encuesta del portal de empleo Indeed,  un 83% de las compañías han sufrido ‘ghosting’ por parte de potenciales empleados que desaparecieron para siempre, con la consiguiente decepción y pérdida de tiempo asociadas. Como empresa, si confías en los servicios de una consultora contrastada estos efectos se verán sensiblemente minimizados

Tenemos también que entonar el mea culpa y reconocer que este fenómeno, por desgracia, ocurre en ambos sentidos. Hay candidatos que han empleado su tiempo y paciencia en participar en un proceso de selección, acudir a una o varias entrevistas, realizar pruebas que pueden ser farragosas y ver cómo la empresa desaparece como un fantasma, hasta que con el tiempo pierden la esperanza y dan por hecho que no continúan en el proceso.

Como seleccionadores está en nuestra mano el poner todos los medios para que esto no ocurra. Todos somos humanos y alguna vez podemos equivocarnos y haber dejado en el aire a un candidato por error, pero por sistema debemos siempre comunicar al candidato su situación en el proceso, a ser posible por teléfono, agradecerle el tiempo que nos ha dedicado y dejar la puerta abierta para una posible colaboración en el futuro.

Volviendo a nuestro punto de vista del efecto Ghosting desde la parte del seleccionador, por suerte este fenómeno nos ha ocurrido en muy contadas ocasiones, y la gran mayoría de candidatos son responsables y profesionales. Pero cuando nos ha ocurrido hemos perdido la confianza en ese candidato y, aunque tuviese un magnífico perfil, no hemos vuelto a contar con él, pues nos debemos a nuestros clientes.

Nuestro consejo, si participas en un proceso de selección, es que no temas comunicar tus dudas y reticencias sobre el puesto y si te encuentras inmerso en otros procesos de selección, no lo ocultes! Es algo totalmente lógico en personas que están buscando empleo y, lejos de perjudicar, incluso puede llegar a poner en valor al candidato.

En el ámbito del trabajo, como en el de la pareja, la comunicación y asertividad son  esenciales. Todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión y siempre será preferible un “ya no estoy interesado, muchas gracias por todo”  a convertirte en un fantasma y cerrarte las puertas para siempre.

 “Dí siempre la verdad, así no tendrás que recordar lo que has dicho”

 

Dulce Vicente – Técnico de Selección en Brandty.

Related Blogs

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. aquí.