“CONEXIÓN” VIRTUAL CANDIDATO – ENTREVISTADOR

¿Recuerdas cuando en las últimas fases del proceso de selección para ese puesto de trabajo, al que con tanta ilusión optabas, te citaban a una entrevista virtual con el entrevistador a 500 Kms de distancia?

Pues ya no es necesario que se den estas situaciones para recurrir a esta forma tan “extraña” (hasta hace unos meses) de celebrar una entrevista de trabajo con una empresa de nuestra misma ciudad.

En realidad, ahora es lo habitual: si el candidato y el entrevistador disponen de los medios para efectuar una entrevista en remoto, así se acordará en la gran mayoría de las ocasiones. Basta un dispositivo digital (ordenador, móvil o tableta), que contenga las aplicaciones de cámara y micrófono, que funcionen correctamente y que tengan conectividad virtual.

Si pensamos en los elementos que distinguen ambas modalidades de entrevista, lo único que varía respecto a la entrevista presencial es el canal (atmósfera-dispositivo digital) y el lugar físico de celebración de la entrevista (empresa-casa u otro lugar). ¿O… algo más?

¿QUÉ ECHAMOS DE MENOS EN LAS ENTREVISTAS VIRTUALES?

Sobre todo, los entrevistadores echan en falta notar esa cercanía natural que desata el candidato cuando se sienta junto a ellos mientras cuenta todo lo referente a su vida profesional, y que tantas buenas sensaciones puede generarles. No me refiero solamente a la cercanía, sino a otras cualidades de su personalidad que, en gran parte, sólo pueden percatarse cuando tenemos a la persona a nuestro lado. De hecho, no es fácil transmitir y percibir a través de la pantalla todos estos aspectos “palpables” en su comparecencia. Seguramente, ya se hable en los blogs y foros sobre técnicas para trabajar la generación de buenas vibras en las entrevistas de selección remotas. Ojo a esto, pues es difícil generar sensaciones que no se corresponden con nuestra personalidad, pudiendo resultar su intento en actitudes artificiales y forzadas.

Por supuesto, otro elemento que echan de menos los anteriores es observar varios detalles en los que “curiosear” para charlar con la persona y deducir otra información relevante para su candidatura profesional, y que escapan a los entrevistadores por las limitaciones obvias de la distancia (por ejemplo, puedo fijarme en las manos de la persona si estoy entrevistando a un especialista en cuidado y tratamiento de uñas, siendo las manos una parte del cuerpo que no suele mostrarse ante la cámara).

Desde el punto de vista del candidato, este puede sentirse menos relajado o cohibido al percibir la frialdad típica de las comunicaciones a distancia, incluso imposibilitados para potenciar otras características de su perfil fácilmente demostrables si fuera presencial la entrevista de trabajo. También, el no tener oportunidad de conocer las instalaciones empresariales y de poder respirar la cultura organizativa instaurada en la compañía a la que aspira integrarse, obteniendo una visión general más limitada de la empresa.

Otra dificultad que pueden encontrar los técnicos de recursos humanos que suelen realizar dinámicas grupales en sus procesos de selección es, precisamente, llevar a cabo estas actividades, por la limitación del número de miembros en las reuniones de personas, si bien podría organizarse y coordinarse una videollamada múltiple para trasladarlas al plano virtual. Como podemos esperar, la fluidez en el desarrollo de las mismas sería distinta.

PUNTOS A FAVOR DE LAS ENTREVISTAS EN REMOTO

¡No hay por qué preocuparse, todo lo anterior es subsanable!

Uno de los efectos colaterales derivados de la Covid-19 y que podemos considerar favorable (¡al menos ha traído cosas buenas!) es la posibilidad de realizar cualquier gestión online sin tener que desplazarnos a cualquier sitio.

Pues bien, esta es la principal ventaja de participar en una entrevista de selección a distancia. Se produce un ahorro considerable de tiempo y de costes de desplazamiento hasta el lugar en el que se prevé realizarla, para ambas partes (candidato-entrevistador). ¡La impuntualidad no tiene ninguna justificación y las dificultades de transporte ya no existen!

También, es posible el envío inmediato de cualquier documento guardado en el dispositivo al correo del entrevistador cuando sea solicitado para impulsar la candidatura, o enseñar al momento cualquier prueba, documento o un objeto que respalde historias, logros y, en general, todo aquello de lo que se habla en la entrevista. Así, recuerdo una entrevista en la que una candidata me mostró unos trofeos conseguidos en torneos deportivos para apoyar los talentos de los que alardeaba.

Otra, es la posibilidad de observar por parte de los entrevistadores el entorno más íntimo del candidato, haciéndose una idea de su estilo de vida y de otras facetas de su personalidad, si es que se conecta desde su propia casa, por ejemplo.

RECOMENDACIONES PARA LAS ENTREVISTAS VIRTUALES

Por último, por muy obvias que puedan resultar, solemos olvidarlas y es por ello que aconsejo seguir estas recomendaciones:

  • Como entrevistadores, tratar de generar confianza y de crear un vínculo próximo al candidato por la distancia existente. La empatía es una competencia fundamental para poder realizar esta modalidad de entrevista con efectividad.
  • Asegurarnos de que nuestros dispositivos digitales funcionan correctamente (cámara, micrófono, batería…).
  • Cuidar el lugar físico desde el cual nos conectaremos: iluminación, eliminación de ruidos, soporte estable para nuestro dispositivo, cobertura, señal alta de conexión…
  • Aunque estemos en casa o en un parque, cuidar nuestro atuendo. Vístete tal y como lo harías si te presentaras en la sede de la propia empresa.
  • Atención a tu lenguaje corporal. Aunque estemos cómodos en nuestro espacio personal realizando la entrevista en remoto, no olvidemos que, en ese momento, nos trasladamos virtualmente al despacho del entrevistador.

Vistos los cambios que suponen las entrevistas a distancia respecto a las presenciales, sólo es cuestión de adaptarnos al encuentro virtual y de tratar de ser creativos en la búsqueda de nuevas soluciones y técnicas para dirigir, realizar y afrontar una entrevista de trabajo en remoto. Esta modalidad ha venido para quedarse, sin olvidarnos de la envergadura que ostenta una entrevista presencial, recomendable siempre que pueda celebrarse (¡y con el seguimiento de las medidas sanitarias!).

www.brandty.es

Sandra Prieto Gómez

Consultora de Selección y Talento en Brandty

Related Blogs

mandos intermedios imprescindibles para la empresa
Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. aquí.