¿Buscas empleo? Descubre nuestras ofertas

Benchmarking: qué es y cómo aprovecharlo en tu empresa

Objetivos del benchmarking

¿Existe la clave del éxito 100% efectiva para los negocios?  

Esta es una de las preguntas que la mayoría de empresas y compañías se realizan al comenzar su actividad empresarial. Sin embargo, si realmente existiera una fórmula rentable, todos los negocios conseguirían beneficios, y no siempre es así.  

Cada vez hay más organizaciones de todo tipo, por lo que existe una gran competencia en casi todos los sectores empresariales. Por ello, conseguir el éxito y una notable rentabilidad es cada vez más complicado.  

Además, en la mayoría de ámbitos existe una empresa líder o referente que sí consigue grandes beneficios y dificulta el éxito del resto de firmas. Por tanto, la referente está haciendo las cosas bien y está consiguiendo rentabilidad. Entonces, ¿deben el resto de empresas del sector hacer lo mismo? 

En este momento entra juego el benchmarking, un proceso que basa sus acciones en las buenas prácticas de las empresas líderes del sector.  

Para ello, las empresas de recursos humanos como Brandty, ubicada en Alicante, son imprescindibles para establecer y organizar este proceso de mejora continua.  

Para qué sirve el benchmarking

¿Qué es el benchmarking?  

El benchmarking es el proceso que identifica y analiza las buenas prácticas de las empresas referentes de un sector concreto. Es decir, aquel negocio líder en el ámbito al que se dedica la empresa a mejorar.  

Si analizamos la palabra, su origen viene de “benchmark”, que significa referencia. Por tanto, es el proceso que se encarga de analizar los procesos, productos, servicios, funcionamientos, etc, de las otras empresas para compararlos con los propios y establecer mejoras.  

En otras palabras, el benchmarking se encarga de aprender y fijarse en la experiencia de otras compañías con el objetivo de mejorar los procesos propios y conseguir una mayor rentabilidad. De esta forma, una empresa se puede mantener actualizada y adaptada a las necesidades del sector.  

Por tanto, podemos afirmar que el benchmarking es un proceso que analiza a las firmas referentes de un sector en concreto (aquel que vamos a trabajar) para obtener información relevante ya probada y que aporta resultados.  

Sobre todo, es una técnica que ayuda a mejorar procesos de trabajo, productos y servicios.  

Los propósitos y objetivos del benchmarking

Ahora bien, ¿por qué es necesario este método de mejora para las empresas?  

Hoy en día existe una gran competencia y el cliente es cada vez más exigente. Por lo que, aquella compañía que ofrezca el mejor servicio, el trato más personalizado y la mejor relación calidad – precio, seguramente, se llevará a la clientela. 

Por tanto, a través del benchmarking se pretende:  

  • Definir nuevos objetivos 
  • Identificar debilidades de la empresa para fortalecer las funcionalidades 
  • Aplicar mejoras 
  • Conocer en todo momento a la competencia y el sector 
  • Utilizar siempre buenas prácticas 
  • Optimizar los procesos de producción 
  • Descubrir nuevas posibilidades dentro del negocio 
  • Disminuir problemas y errores de los productos y servicios 
  • Mejorar la comunicación interna 
  • Analizar las tendencias del sector 
  • Realizar una evaluación de los procesos actuales 
  • Incrementar la efectividad de la empresa 

Ahora bien, ¿estos objetivos se obtienen solamente de las empresas competidoras?  

Benchmarking qué es

Tipos de benchmarking empresarial

Lo cierto es que además de aprender la competencia, tu propia empresa también puede ayudarte a mejorar y a crecer como organización. Incluso, empresas las empresas referentes de otros sectores también son un punto de referencia.  

Por tanto, estamos hablando de diferentes tipos de benchmarking

Benchmarking competitivo

Este es el proceso que se fija en las prácticas de la competencia. Es decir, toma como referencia las empresas competidoras que son líderes en el mismo sector en el que se trabaja.  

Benchmarking interno

Tu propia organización también puede ayudarte a mejorar los procesos de producción y funcionamiento. El benchmarking interno consiste en analizar los procesos, productos y servicios internos para identificar los puntos fuertes y aplicarlos en otros ámbitos de la compañía menor fortalecidos.  

Benchmarking funcional

Además de las empresas del mismo sector, también se puede tomar como referencia a empresas de otros sectores totalmente diferentes. En muchas ocasiones, las compañías apuestan por procesos empresariales que pueden adaptarse a todo tipo de empresa, independientemente del sector. 

Benchmarking internacional

Como su propio nombre indica, el benchmarking internacional analiza y compara el funcionamiento de las empresas internacionales. Por tanto, se comparan los procesos que proporcionan rentabilidad a nivel internacional.  

información benchmarking

Pasos para realizar un buen proceso de benchmarking

1. Estudiar en profundidad tu compañía. Antes de ojear a la competencia y a otras firmas, es interesante conocer la tuya propia. Una vez conozcas tus fortalezas y debilidades, será mucho más sencillo continuar con el resto del proceso.  

2. Seleccionar el tipo de benchmarking a realizar. Como hemos comentado antes, existen varios tipos de procesos. En función de los objetivos, será mejor apostar por el interno, el competitivo, el funcional o el internacional.  

3. Elegir las empresas referentes. Una vez decidido el benchmarking a realizar, habrá que seleccionar las empresas a analizar en detalle.  

4. Escoger los procesos y mejoras a analizar. Al elegir las compañías, habrá que detectar los diferentes procesos que realizar y decidir cuáles analizar en mayor profundidad.  

5. Analizar la información recolectada. Este es uno de los pasos más importantes, dado que permite conocer todas las acciones que realizan las otras empresas y cómo consiguen dicha rentabilidad.  

6. Poner en marcha las mejoras y recomendaciones. Este paso es esencial para mejorar como compañía. Consiste en poner en práctica las acciones rentables y eficaces de las otras firmas, analizadas previamente. 

Aprovecha las acciones del benchmarking para mejorar tu negocio

Durante todo el artículo hemos explicado qué es, para qué sirve y por qué tu empresa debe realizar un método de benchmarking. Ahora bien, es importante dejar muy claro que no se trata de copiar a la competencia o a otras empresas.  

Es decir, realmente, se trata de aprender de “los mejores” y trasladar las buenas acciones a tu negocio. Ahí lo importante es identificar aquellos aspectos a mejorar y tomar ejemplo de cómo realizarlos, pero siempre desde una forma de actuar propia.  

El benchmarking es un proceso que ayudará a crecer a tu organización empresarial y contribuirá a posicionarla entre las empresas más destacadas. En definitiva, es un proceso que aporta competitividad y experiencia.  

Y, para ello, las empresas de recursos humanos están especializadas en todo el proceso. En Brandty contamos con un equipo especializado en este tipo de acciones dispuesto a ayudarte.  

Si ya has probado este tipo de acciones en tu firma, cuéntanos qué otras ventajas te ha aportado o cómo ha mejorado tu empresa. ¡Nos encantará leerte! 

Entradas recientes
Categorías
Nuestro equipo está aquí para resolver todas las dudas que tengas sobre nuestros servicios.